¿Cuánto le cuesta a un autónomo contratar un trabajador?

por | 2 Oct 2020 | Asesoría PYB

A la hora de contratar a un trabajador, no solamente tenemos que hacer frente al pago de su salario, sino también a las cotizaciones de la Seguridad Social y cualquier otro gasto complementario que implique su contratación. Entonces, ¿cuánto cuesta realmente contratar a un trabajador?

Coste contratación de un trabajador

Cuando hablamos del coste de contratación, nos referimos al coste económico total. A lo que se paga por tenerlo en plantilla: su salario y aportaciones a la S.S.

En términos generales, para que te hagas una idea, el bruto de un asalariado suele ser el 70% del coste total que la empresa paga por él. Por lo que, deberás pagar aproximadamente un 25% más por encima de su sueldo.

  • Salario bruto: esta cantidad la determina el convenio colectivo según el tipo de actividad y de contrato. Puede ser la mínima o pactar un salario superior en base a la experiencia del trabajador, su cualificación, etc.
  • Cotizaciones: el jefe tiene que abonar a la Seguridad Social el 23,6 % del salario bruto por contingencias comunes. Si el empleado tuviera un sueldo de 2.000 euros, saldrían unos 472 euros por este concepto. En cuanto a prestaciones por desempleo, es un 5,5% del bruto, unos 110 euros para un salario de 2.000 €. En el caso de formación profesional, es un 0,7%; saldría en 14 €. Por último, el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), que cubre depósitos por si la empresa quiebra, sería de un 0,2%, unos 4 euros.

Pero ojo, porque en algunos trabajos se puede hacer frente a una cuota por riesgos laborales. Puede ser entre un 1,5% y un 6,7 %. Por lo que podríamos hablar de 30 o de 134 euros más para la cantidad comentada de ejemplo de 2.000 euros.

Si hacemos una suma, nos salen unos 700 euros en cotizaciones para un trabajador con un salario de 2.700 euros en la empresa. Por lo que, lo que pagaría en total, sería 2.600 € al mes. Este sería el verdadero coste de la contratación.

  • También hay otros gastos indirectos como el contratar a otro trabajador para cuando éste se ponga de vacaciones, si coge una baja, si necesita de nueva maquinaria, etc.

¿Y las retenciones?

No podemos olvidarnos de los impuestos que paga el trabajador y que se descuentan del bruto:

  • IRPF: para el pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se abona un % en función de los beneficios. Aumenta según el tramo en el que se encuentre, de tal forma que cuanto más cobra, más paga. El autónomo es quien lo ingresa trimestralmente a Hacienda como anticipo y cada año la AT calcula si ha pagado de más o de menos.

Para un trabajador que gane unos 2.000 euros mensuales brutos y sin hijos, pagaría sobre un 13,55% de IRPF.

Como el trabajador tiene que hacer frente a sus obligaciones, le viene quedando un sueldo neto de unos 1.600 euros sobre los 2.000 euros brutos que cobra al año.

¿Qué te parece? ¿Crees que se pagan muchos impuestos por contratar a un trabajador o lo ves aceptable?

Si necesitas ayuda para contratar a un trabajador, en nuestra asesoría para pymes podemos echarte una mano.

¿Necesitas saber tus costes laborales?

Déjanos tus datos y preferencias de contacto y uno
de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo.

Consentimiento:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies