¿Te sientes desmotivado en el ámbito profesional? Con lo ocurrido con el coronavirus y la posible crisis económica que se avecina, hay profesionales que afirman sentirse sin motivación alguna; cansados y sin ganas de nada. Si te sientes así en este momento, ¡no te preocupes! Conocemos algunas buenas técnicas de motivación profesional que te ayudarán a sentirte mejor y a tener motivos para salir adelante.

Técnicas a aplicar

Para mantenerse motivado, es importante competir y compararse con los mejores del sector. Copiar y mejorar, ¿te suena? Para ello, es importante buscar la motivación y aplicar 4 técnicas motivacionales que funcionan.

Son las siguientes:

  • Motivalización: consiste en conseguir la motivación por medio de metas, definiendo objetivos. Por medio de las metas, podrás conseguir poco a poco todo lo que te propones. Para ello, deben ser metas realistas y alcanzables, para ir siempre de menos a más y motivarte por el camino a medida que las consigues. ¿Sabías que el deseo de superarte puede hacer que te motives? Sí, siempre funciona.
  • Internalización: las experiencias generan y cambian las motivaciones que sentimos. Asimismo, somos más conscientes de los motivadores negativos porque los percibimos de manera más clara que las motivaciones positivas, dado que tendemos a interiorizarlas.
Motivación Profesional

Sin embargo, también están en el exterior. El hecho de organizar tu vida, ordenarla y hacer lo que te gusta, te puede llevar a alcanzar esa motivación que buscas, y sin darte cuenta. Pero a lo largo de tu vida has vivido experiencias que te han llevado a tener motivaciones.

  • Dedicación: ¿no tienes tiempo para motivarte? Pues tendrás que buscarlo por medio de la dedicación. Y es que, hay personas que en medio de una crisis no tienen tiempo ni motivación para pensar en el presente o en el futuro, prefieren directamente apartarlo. Es lo que se conoce como un círculo de la desmotivación y todo el mundo puede sufrirlo alguna vez, pero, ¿cómo hacer que vuelva esa motivación? Con dedicación. Pregúntate todo lo que puedes hacer para tener ganas y haz lo que harías si estuvieras motivado. Y reflexiona, si te obligas a perseguir tus metas, igual no son las metas con las que sueñas.
  • Ganificación: para alcanzar la motivación, es importante ajustar los objetivos. Hay profesionales que no tienen problema en salir de su zona de confort, pero otros no pueden hacerlo. Cada persona es un mundo y, por lo tanto, los objetivos a perseguir y las metas deben ajustarse a cada uno. En muchos casos, hay quienes dan un paso hacia adelante si pagan, porque el hecho de pagar puede hacerte aumentar la motivación por algo; al invertir en un proyecto y sentirte más implicado. Al fin y al cabo, invertir es arriesgar y, el riesgo, siempre nos despierta y nos llama.

Por último, reflexiona…

 

Si algo no te motiva, puede que no le hayas dedicado el tiempo suficiente“. ¿Y si le das una oportunidad?

 

Con estas técnicas de Motivación Profesional que te recomendamos desde nuestra asesoría para autónomos y empresa, seguro que consigues salir adelante. Al menos, ¿por qué no lo intentas?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies